Socorro Castro: de la jovencita musa de Lara, al pilar de una dinastía

Entera y de fuerte carácter, Sacó adelante a cuatro hijos y encontró en Veronica Castro, a su cómplice perfecta.

Joel ofarrili / latinShowNews.com

Ciudad de México, 25 de abril de 2020.- María del Socorro Castro Alba nació el 3 de diciembre de 1933. Recibió su nombre en honor a Nuestra Señora desperfecto Socorro, A quien su madre se en comento, pues su embarazo fue de alto riesgo.

Desde pequeña, mostró inquietudes artísticas. Ya en la adolescencia, constantemente visitaba los teatros, a pesar de la oposición de su mamá. Su piel clara y su cabellera rubia, llamaron la atención de Agustín Lara, quien constantemente la empleada como una de sus musas al tocar el piano.

Finalmente, su mamá logró su cometido y la alejó totalmente del espectáculo. Cuando cumplió 18 años, Socorro conoció a Fausto Sainz, quien, a pesar de ser 21 años mayor que ella, logró conquistarla iniciaron una relación.

El 19 de octubre de 1952 llegó al mundo una bebé a la que bautizaron como Verónica Judith. Luego vinieron Fausto, Beatriz y José Alberto.

Poco tiempo después del nacimiento del más pequeño, Socorro y Fausto se separaron y tu él se desentendió por completo de la manutención de sus hijos, por lo que ella tuvo que buscar un empleo y auxiliarse de sus hijas mayores, especialmente de Verónica, para el cuidado de los menores.

A mitad de la década de los sesentas, Socorro ya había logrado ingresar como secretaria a la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México, tiempo que su primogénita, acompañada de Beatríz, ingresaban a la academia de actuación Andrés Soler. Eso sí, la matriarca siempre puso como condición a su hija que, si quería hacer una carrera artística, debía mezclarla con su educación profesional, campo en el que estaba obligada a tener altas notas.

“ Mi mamá tuvo que trabajar mucho para sacarnos adelante. Si teníamos que comer pero no tanto”, declaró la protagonista telenovelera en una entrevista realizada hace casi una década. De hecho, más de una vez ha destacado que decidió que su nombre artístico llamar a su apellido materno, como un reconocimiento al esfuerzo y valentía de su mamá.

A partir de 1966, con la incursión de Verónica a la televisión, la situación en casa mejoró ligeramente. Por esos años, Vero decidió que para generar más ingresos, debía buscar un empleo alterno, por lo que recorrió a las entonces populares fotonovelas. Fueron varias las ocasiones en las que doña socorro participó en ese tipo de historias, pues continuamente acompañaba a su hija a las sesiones de fotografía y llamaba la atención de los realizadores.

Un año antes de concluir su carrera de relaciones internacionales, Verónica se embarazó de Cristian y, de nueva cuenta, su mamá se convirtió en su cómplice y gran apoyo. Ya durante las últimas semanas de gestación, era la propia Socorro quien manejaba el automóvil de su hija mayor para llevarla a la universidad.

Poco a poco, Socorro se convirtió en una segunda madre para su nieto, pues los llamados de Verónica en la televisión, eran cada vez más constantes y largos. Precisamente, en esa época, Castro incursionabas en las telenovelas con personajes cada vez más importantes. Lo mismo ocurrió con la llegada de Michelle, el segundo hijo de Verónica.

De hecho, durante el primer lustro de los ochentas, fue doña Soco quien se encargó, prácticamente de lleno, de la educación de los niños, pues Verónica vivió cuatro años en Argentina. Años después, como lo hicieran en antaño, madre e hija repitieron mancuerna en los escenarios, pero ahora en la obra Coqueluche, dónde Socorro daba la vida a una monja.

De alguna manera u otra, Verónica siempre se dejó guiar por su madre. Ya en el nuevo milenio, doña Soco debutó como empresaria, con la apertura de un salón de fiestas ubicado en la zona de vista hermosa, al poniente de la ciudad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s