El primer actor, Aaron Hernán, cumplió su deseo de una muerte tranquila

Aunque veía a la muerte con resignación, temía padecer una enfermedad larga.

Joel Ofarrili / LatinShowNews.com

Ciudad de México, 27 de abril de 2020.-la vida y el destino compensaron al primer actor Aaron Hernán, quien falleció al caer la tarde del domingo 26 de abril, de manera repentina, sin agonía ni largas enfermedades, precisamente como él lo deseaba.

De acuerdo a los reportes ofrecidos por la casa del actor, el asilo donde Aarón Hernández Rodríguez, verdadero nombre de la artista, paso sus últimos dos años, el deceso tuvo lugar a las 17:50 horas, mientras el histrión era acompañado por su cuidador, quien vigilaba la recuperación de una cirugía de fractura de fémur, que tuvo lugar hacía tres semanas, luego de una aparatosa caída.

La fatídica noticia llegó a través de un tweet de la Asociación Nacional De Actores, al que se sumó la de intérpretes. El gobierno federal reconoció la trayectoria del originario de Camargo, Chihuahua, a través de un posteo del Instituto Nacional de Bellas Artes. A la par, surgieron los primeros mensajes de condolencias. Su amiga y colega, Patricia Reyes Spíndola, les deseo buen viaje y acompañó su mensaje de dos imágenes en las que aparecen juntos, durante su último encuentro, Silvia Pasquel, Daniela Romo y Chantal Andere también se sumaron al duelo, mientras que Gaby Platas y Marisol Del Olmo le agradeciera las enseñanzas. Por cierto, esta última hizo alusión a una de las bromas más recurrentes de hoy finado, quién decía que el pan que se llevaba a la boca era muy amargo, ante los sacrificios que tenía que hacer al interpretar algunos personajes. Repito, era un comentario a manera de broma.

Más tarde se supo que los restos serían velados en la agencia Gayosso de Félix Cuevas. Con el paso de las horas, también llegaron algunos recuerdos, como la primera vez que vi, personalmente, al actor. Pleno, entero, fuerte, así encontré a don Aarón, quien por entonces concluía su trabajo como líder de los actores (1998-2002) y se mostraba contento, aunque no satisfecho al 100%. Tenía 73 años y mucha energía para seguir labrando el camino.

En los años siguientes, lo entrevisté varias veces, regularmente en las presentaciones de telenovelas y alguno que otro proyecto teatral. Recuerdo una larga charla que tuve en el anuncio de la emblemática puesta, 12 hombres en pugna, donde, tras la conferencia, todavía tuvo la paciencia suficiente para escuchar mis preguntas y nos llevamos 20 o 30 minutos.

Otras tantas veces, le puede entrevistar en las noches mexicanas o las cenas de fin de año de la Casa del Actor. Pertenecía al patronato y nunca faltaba a los eventos importantes.

Nuestro último encuentro tuvo lugar hace un año, exactamente el 8 de abril. Debo confesar que me consterné cuando me percaté de que don Aarón se encontraba en una silla de ruedas, y más delgado que de costumbre, pero eso sí, bien acompañado por su esposa y una enfermera. Aquel día me compartió que era feliz en su entonces nueva vida en el asilo, que se sentía pleno y agradecido con el público que lo había aguantado, eso dijo, aguantado por tantos años. Le pregunté si no se aburría y y me dijo que no. Le propuse que escribiera sus memorias, pero dijo que no sabría a quién recurrir para apoyarse.

Así, sin más, llegó a su final. Sus memorias nunca fueron escritas, pero quienes le conocemos, los que seguimos su trabajo en televisión y teatro, tenemos la obligación, como estamos obligados con tantas otras figuras que se nos adelantaron, de difundir su obra y su legado.

Gracias, querido don Aarón Hernán. ¡Hasta siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s