Mi marido tiene más familia. Capítulo cinco

En la iglesia, Imelda (Silvia Pinal) se descontrola cuando Canuto (Carlos Bracho) se acerca a saludarla. El anciano le pide hablar, ella le dice que ahí no es el lugar indicado y que hablarán en el sitio al que pertenece, el panteón. Ya en el camposanto, intercambian una serie de reclamos. La escena incluye lágrimas y debe ser considerada una de las más intensas, a esta altura de la historia.

Imelda le pide a Canuto que la deje vivir en paz y él insiste en revelar la verdad. Más adelante, el hombre se muestra inquieto con su hija Susana (Susana González) y le hace saber su deseo de regresar a Los Cabos, pues Oaxaca no le sienta bien. Para Susana, la situación con su hijo Sebastián (Rodrigo Pérez) sigue complicándose. El niño la rechaza cada que tiene oportunidad.

Blanca (Diana Bracho) es sorprendida con la llegada de una exótica vagoneta. De ella, baja nada menos que su nuevo inquilino, Pancho López (Arath De La Torre), acompañado de sus tres hijos Cuauhtémoc (Joaquín Bondoni), además de los mellizos Julio y Ana Guadalupe. Al parecer, la vida no ha tratado muy bien a López, quien está dispuesto a hacer todo lo posible para olvidar el pasado.

La llegada de la familia López sienta bien a los más pequeños de los Córcega, especialmente a Aristóteles (Emilio Osorio), quien de inmediato así clic con Joaquín. Para Blanca, Pancho resulta muy extraño y empieza a armar cualquier tipo de teorías respecto al hombre, luego decide darles una bienvenida con una comida.

Por cierto, en su papel de mamá suegra, Blanca acude a la casa de su hijo Robert (Daniel Arenas) y Julieta (Zuria Vega), para reclamarme porque la mamá de Julieta, Catalina (Olivia Bucio), es quien cuida a sus nietos, mientras ella se siente desplazada. Para colmo, cuando Blanca llega a la casa, se encuentra con su consuegra. Los reproches no se hacen esperar.

Gabriel (José Pablo Minor) le hace prometer a Daniela (Laura Vicnatti) que lucharán por su matrimonio y se compromete a que él se encargará de vender los alebrijes y juguetes que ya no pudieron entregar a Cklass. El joven pide ayuda a sus hermanas Clarissa (Violeta Isfel) y Casandra (Ana Jimena Villanueva). Luego, las chicas convocan a su familia y amigos y logran vender todas las piezas. Al menos una historia feliz.

Joel O’Farrili / LatinShowNews.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s