Mi marido tiene más familia, capítulo tres

En Cklass, la oficina de Julieta es todo un caos, especialmente por el llanto de Blanquita. Furiosa, Susana exige que la niña deje de llorar y luego, explica a los inversionistas que una de las ejecutivas se vio obligada a llevar a su hija a la oficina. El argumento de Susana, no convence a los empresarios, quienes a última hora rechazan firmar el contrato.

Indignada por el fracaso de la negociación, Susana cita en su oficina a Daniela (Laura Vignatti) y Gabriel (José Pablo Minor), a quienes llama irresponsables y les cancela su contrato como proveedores, además de enterarse de que estos últimos son familiares de Julieta. Ahí no termina el enojo, pues al hablar con Julieta, Susana la acusa de nepotismo y de haber provocado un caos en la empresa, pues además del incumplimiento por parte de la llamada ‘Pareja oso’, también le recrimina la actitud de su tío político Audifaz (René Casados) y la contratación como modelo de Aristóteles (Emilio Osorio).

Susana le informa a Julieta que a partir del día siguiente, ya no podrá llevar a la oficina a su hija Blanca. El anuncio provoca un terremoto en las emociones de la vicepresidenta creativa, quien trata de hacer hasta lo imposible para impedir que la medida se lleve a cabo, pero no lo logra. Casi al final del capítulo, Susana intenta mejorar la relación con su empleada, pero es inútil y regresa a la ofensiva. “El secreto está en organizarse”,  le reitera, irónicamente.

Por otro lado, Blanca y Eugenio reclaman a su hijo Robert que sea tan flexible con Julieta, a quien acusan de controlarlo. El doctor acompaña a su padre al hospital, para tomar terapia. Eugenio, al darse cuenta de que el encargado de atenderlo será el doctor Axel (Gonzalo Vega Jr), a quien considera joven e inexperto, se niega a tomar la terapia. Luego regresa a casa, le cuenta a su esposa lo ocurrido y ella le advierte que, de no poner una solución a sus problemas de cadera, ella no soportará más la situación.

Tras enterarse de que su vecina y competencia, Crisanta, venderá vestidos similares a los suyos, doña Imelda le ordena a su ayudante Lázaro que pinte una línea divisoria, para poner límites entre el espacio que corresponde a su local y al de Crisanta. Por otro lado, la cicatriz de Canuto no sana como se esperaba, por lo que el doctor Robert llega a la conclusión de que su paciente padece diabetes y este último le confirma que ya conocía la noticia. Canuto está cada vez más consciente de que debe hablar con la verdad respecto a su otra familia, aunque al final del episodio se deja ver que ésta podría ser una solución muy tardía.

Joel O’Farrili / LatinShowNews.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s