Luis Miguel, el regreso del ídolo

Ciudad de México, 21 de febrero de 2018.- Después de más de dos años de espera, Luis Miguel regresó a los escenarios tras superar una fuerte crisis personal y profesional. Como en sus años de juventud, el cantante causó la euforia de 10 mil presentes en el primer concierto del México por siempre tour.

Después de las 20:40 horas del miércoles, el intérprete apareció en el escenario vestido con un traje negro, camisa blanca y luciendo una figura más delgada, además de una voz nítida y potente. Apenas apareció, Luismi provocó los gritos de miles, algunos de ellos procedentes de Chile, Perú, Colombia, Argentina y España, al tiempo que se escuchaban los primeros acordes de Si te vas, pieza a la que siguió la movida Tú, sólo tú y luego Ahora que te vas.

“Muy buenas noches, es un placer enorme el tenerlos nuevamente en este bellísimo lugar. Un gran aplauso a todos ustedes. Grandes motivaciones son las fundamentales para regresar y estar en los esceanrios, una es la música y dos, son ustedes”, declaró el artista en su mensaje de bienvenida para luego ser interrumpido por un gigantesco coro que al unísono gritaba su nombre y que le provocó, apenas se dio cuenta de la situación, una ligera sonrisa. “Muchísimas gracias, deseamos que esta selección de canciones sea de su agrado. Ojalá me puedan acompañar a cantar”, retomó el ídolo.

Durante la velada, también se han escuchado versiones de los boleros, Amor, amor, amor, Tres palabras y un medley de Armando Manzanero compuesto por No se tú y Por debajo de la mesa.
El originario de Puerto Rico se mostró muy cercano a sus fans. Cuando el concierto atravesaba su primera media hora, acompañado siempre de su guardaespaldas Big Daddy, se acercó a la orilla del escenario y estrechó la mano con varios de sus seguidores. Más tarde se aproximó a otra de las orillas para recibir una rosa.

El llamado Sol se mantiene permanenetemente pendiente de la calidad del espectáculo. A través de dos monitores, vigila cómo lucen cada uno de sus pasos y movimientos, además en varias ocasiones ha solicitado discretamente a sus ingenieros de sonido ajustar el volumen del show.
Esa niña, Hasta que me olvides y Te necesito, son otras de las canciones que habían sonado durante los primeros 90 minutos del espectáculo.

En la recta final del concierto, el cantante se acompañó del mariachi e interpretó piezas de su más reciente producción. Serenata huasteca y No discutamos, fueron de las más coreadas, además de El Siete Mares y Soy lo prohibido. Porque te conocí en cambio, no corrió con la misma suerte.

Luego, con su orquesta sonaron otros de sus clásicos como Palabra de honor, Isabel y Suave. El cantante salió del escenario, pero tras siete minutos regresó para cantar Cucurrucucú paloma, pero en versión orquestada.

Al filo de la medianoche, Luismi sorprendió a la prensa que lo esperaba a las afueras del lugar, pues al salir, abrió la puerta de su camioneta para posar durante algunos segundos. Ante una decena de preguntas realizadas prácticamente a la vez, el artista únicamente dijo “Gracias”, aunque siempre con una sonrisa.

Redacción / LatinShow News

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s